Las dentaduras completas removibles son la restauración más usada en pacientes que han perdido todos sus dientes.

Pero existe otra alternativa, una prótesis soportada por implantes dentales. Aunque las prótesis removibles son la opción más económica para la reposición de dientes pueden ser también incómodas, por ello los implantes dentales deben ser considerados.

1. Mejoran la apariencia.

Las prótesis soportadas por implantes dentales son mucho más naturales que las prótesis removibles. Además, una vez que el implante se fusiona con el hueso, la prótesis puede ser fija pero no siempre lo es, en caso de ser renovable tiene un mejor anclaje gracias a los implantes.

2. Mejoran la confianza.

Las prótesis removibles pueden sentirse sueltas y causando inseguridad al paciente. Con implantes, la persona se siente confiada en cuanto a que los dientes no se van a mover. Todas las actividades normales pueden realizarse sin miedo.

3. Son más cómodos.

Las prótesis removibles pueden causar rozaduras en la boca, se deben quitar para su limpieza y por la noche y generalmente necesitan ser fijadas con adhesivo.

Todo ello queda descartado con implantes.

4. Duran más.

Los implantes tienen un alto porcentaje de éxito y durabilidad. Con un buen cuidado, pueden durar muchos años.

5. Mejoran la masticación.

Las prótesis removibles pueden moverse durante la masticación haciendo incómodo el momento de la comida. La eficacia de este tipo de prótesis para la masticación es del 20-25% en comparación con la dentición natural, la eficacia de las prótesis soportadas por implantes es del 80%.

6. Mejoran el sentido del gusto.

Una prótesis completa superior cubre el paladar en toda su totalidad, provocando la disminución del sentido del gusto. Los implantes no cubren el paladar saboreando perfectamente los alimentos.

7. Mejoran la nutrición y la salud.

Muchos alimentos no pueden ser masticados con una prótesis removible. Con los implantes se puede masticar una gran variedad de alimentos, incluso crujientes, pudiendo llevar una dieta sana y mejorando así la nutrición.

8. Mejoran la fonación.

Las prótesis removibles en ocasiones pueden provocar dificultad en el habla. Con los implantes dentales el habla es normal, aumentando la confianza del paciente.

9. Reduce la posibilidad de pérdida.

Las prótesis removibles pueden perderse fácilmente. Con los implantes esto es imposible ya que no pueden retirarse de la boca a menos que sea a manos de un profesional.

10. Reducen la pérdida del hueso.

Uno de los principales problemas de los pacientes portadores de prótesis removibles es la pérdida de hueso que se produce con el paso del tiempo, provocando que cada vez sea más complicado llevarlas. La cresta se va desgastando disminuyendo gradualmente la retención de la prótesis. Los implantes dentales actúan como los dientes naturales, reduciendo así esa pérdida continua de hueso.

Call Now Button